Entradas

Super Bowl

Marcas en la Super Bowl

Este año han dado mucho de si los intermedios en la Super Bowl. Millones de dolares se han invertido en que los anunciantes adquirieran su sitio en este importantísimo evento deportivo. Sabemos, que incluso antes de que se celebrase partido muchas empresas ya estaban pensando en como anunciarse en el 2014.

Anuncios como el de Pepsi, que presentaba el show de Beyoncé en el descanso creando expectación hasta el ultimo momento con una cuenta atrás compuesta por unas 500 escenas.

Otros anuncios como el de Chrysler de 2 minutos de duración han sido contratados por 16 millones de dolares como si de un corto se tratara la empresa automovilística ha querido dar una imagen rustica con la voz en Off del ya fallecido comentarista de radio Paul Harvey, para promocionar el Dodge Ram. El punto en común de la mayor parte de estos anuncios ha sido como viene siendo tendencia en el mundo de la publicidad, apelar a la los sentimientos de los consumidores y crear vínculos que generen afinidad y empatía.

Cabe destacar como en una segunda pantalla se retransmitían “buzzs” o altavoces donde mediante las redes sociales se compartían las opiniones y los comentarios que los espectadores hacían respecto a los productos anunciados, lo que apela a la acción de los muchos que quieren participar de forma activa en este evento deportivo y ser parte del expectáculo.

El gran vencedor bajo el punto de vista de Allende Branding fue Oreo, que reaccionó el primero ante el imprevisto del apagón de luces que se produjo durante el encuentro. En ese momento la famosa marca de galletas viralizó mediante las redes sociales esta imagen que rezaba: “Todavía se puede mojar en la oscuridad”. Bravo por la iniciativa de Oreo.

Iniciativa de Oreo

Iniciativa de Oreo

Lo que está claro es que año tras año la inversión en eventos como la Super Bowl crece pero lo que realmente nos preguntamos es ¿Se rentabilizan estas campañas millonarias? Nosotros creemos que si. Como en España durante los grandes partidos de fútbol, como después de las campanadas de Año Nuevo. Tenemos mayor consciencia de como los anuncios que nos proponen pueden aportarnos algo íntimamente relacionado con las “necesidades” que se nos crean en ese momento.

Fuente:  http://www.brandingmagazine.com