Los sentidos, el verdadero objetivo del marketing

Todos creemos que como consumidores somos responsables, sensatos, racionales y conscientes. Pero la verdad, es que de eso tenemos poco.

La parte inconsciente de las decisiones de consumo es cada vez más el centro de interés de los especialistas en investigación de mercado. Las compañías invierten millones de euros en diseñar y controlar la apariencia, el look and feel de sus productos: tacto, color, forma, material y peso van quedando cortos para atraer al cliente.

Las nuevas armas:

Lo que se viene a llamar el “corporate smell” es sin duda la apuesta fuerte y a la que sólo se adscriben las grandes estrategias de marca. Un olor corporativo es capaz de reforzar la imagen de una marca o producto de una forma sutil y casi subconsciente.

Por ejemplo, las cajas de muchos productos, recién abiertas tiene ese olor a producto de estreno (técnica muy utilizada por Apple), las cadenas hoteleras no sabría continuar sin este método particular, el aroma a pan recién hecho de un supermercado, el interior de un coche de estreno o la entrada a una cafetería Starbucks. Todos esos olores forman parte de la estrategia de marca, de su imagen diferenciadora y una de sus armas de atracción, fidelización y satisfacción para con el cliente.

El sonido es otro de los grandes nuevos focos de inversión en productos. Por ejemplo, el sonido (en muchos aparatos electrónicos, como las cámaras se simula el sonido de hacer una foto, que en realidad no es ni siquiera necesario, sólo para que nos quedemos más satifechos.

¿Por qué estas nuevas áreas de actuación se están volviendo tan valoradas? La respuesta es sencilla: Los olores nos transportan valores fuertes mucho más arraigados en el subconsciente por lo que somos más vulnerables a esos estímulos aún por explotar.

Es lo que muchos han querido bautizar como “marketing soñado”, “experiencias envolventes” o “sense strategies”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *