El eterno regalo

El packaging, frente a otras disciplinas del diseño, guarda en su propia naturaleza una ventaja primordial para activar los mecanismos del deseo en el consumidor. Esta gran ventaja se basa en una regla de números: 3 dimensiones, 5 sentidos y 1 objetivo.

La importancia que el packaging tiene en nuestra vida y en cómo afecta a nuestros procesos de toma decisiones a la hora de comprar, puede que llegue a sorprendernos.  Por su fascinante imagen o atractivo envoltorio, debemos decidirnos entre diversos productos de contenido y precio similares y solemos comprar aquel cuyo envasado nos resulta más convincente.

Todos hemos experimentado el anhelo y la exitación que se sienten a la hora de recibir un regalo envuelto con gracia. Esta sensación de alegría e inquietud puede llegar a ser más estimulante que la mera visión del regalo desempaquetado.

El packaging, a fin de cuentas, basa todos sus esfuerzos en despertar en nosotros la grata sensación de la sorpresa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *