El eterno regalo

El packaging, frente a otras disciplinas del diseño, guarda en su propia naturaleza una ventaja primordial para activar los mecanismos del deseo en el consumidor. Esta gran ventaja se basa en una regla de números: 3 dimensiones, 5 sentidos y 1 objetivo.

La importancia que el packaging tiene en nuestra vida y en cómo afecta a nuestros procesos de toma decisiones a la hora de comprar, puede que llegue a sorprendernos.  Por su fascinante imagen o atractivo envoltorio, debemos decidirnos entre diversos productos de contenido y precio similares y solemos comprar aquel cuyo envasado nos resulta más convincente.

Todos hemos experimentado el anhelo y la exitación que se sienten a la hora de recibir un regalo envuelto con gracia. Esta sensación de alegría e inquietud puede llegar a ser más estimulante que la mera visión del regalo desempaquetado.

El packaging, a fin de cuentas, basa todos sus esfuerzos en despertar en nosotros la grata sensación de la sorpresa.

El formato como soporte

El mundo del packaging siempre se encuentra en continuo movimiento, ya que posiblemente es uno de los mundos del diseño que más novedades y nuevos formatos necesita para seguir innovando. En este caso, el diseño no actúa como un mero servicio, sino como un verdadero proceso que trabaja en consonancia y colaboración con la evolución y necesidades de la empresa o el producto.

Un recipiente, cualquiera de ellos, se puede decir que se basa en pocas variables: los costados, la tapa, la base, las lengüetas, las solapas, las ranuras y los cierres. A partir de aquí la imaginación vuela para dar lugar a formatos extraños, materiales espaciales, juegos de identidad y rompecabezas  estructurales.

El diseño del packaging suele requerir más atención que otros campos del diseño, sobre todo a que son generalmente objetos en sí mismo, tridimensionales y técnicamente complejos. No sólo es importante el grafismo aplicado sino también  la construcción, el material empleado, la producción, la durabilidad, la legibilidad, y cómo no, la seguridad.

El objetivo final, obviamente, es el de conseguir un buen diseño, apto para el mercado y que suponga un soporte comunicativo para el producto. Pero, ¿qué es un diseño bueno y qué hace que un diseño sea malo?. Esta eterna incógnita tiene una solución literal obvia, “un diseño acertado debe responder tanto a las necesidades del cliente como a las del consumidor final”. A partir de aquí la imaginación vuela.

El color de moda

Es típico de los fines y los principios de cada año hacer listas de lo más importante, de lo más buscado del año, de los nuevos propósitos… La Empresa Pantone, empresa dedicada al color en toda su expresión, y conocida mundialmente, lanza su propuesta sobre cual es el color que representa al nuevo año , y cómo no, siembra la posibilidad de convertir ese color en el color de moda  durante los meses venideros.

Colores tendenciosos fueren el verde extremo, que puso de moda en su momento Amena, La Casa Encendida de Caja Madrid, el naranja, hace muy poco, con las marcas de Bankinter e ING beneficiándose de su estudiada decisión de imagen, o el más reciente caso del Deutsche Telekom, que se aporpió por ley del atrevido magenta como color corporativo.

La nueva propuesta del año de Pantone es el color PANTONE® 14-0848 Mimosa, algo así como un amarillo cálido. No es de extrañar la elección ya que también se verá este tipo de colores dorados en el universo de la moda, en la televisión con producciones cinematográficas que lo usarán en títulos de créditos, vestuario, carteles, en grupos de música, interiorismo… tiempo al tiempo, no suelen fallar.

Como curiosidad, estos son los últimos colores seleccionados en los anteriores años (necesitará un pantonario , o acudir a www.pantone.com)

– año 2000 | PANTONE® 15-4020 Cerulean Blue
el color del cambio del milenio

– año 2001 | PANTONE® 17-2031 Fuchsia Rose
El dinamismo, el punto seductor y positivo

– año 2002 | PANTONE® 19-1664 True Red
color patriótico en recuerdo al suceso del 9/11

– año 2003 | PANTONE® 14-4811 Aqua Sky
azules de esperanza y serenidad

– año 2004 | PANTONE® 17-1456 Tiger Lily
La llegada de lo exótico

– año 2005 | PANTONE® 15-5217 Blue Turquoise
De nuevo un color que calme al anterior año

– año 2006 | PANTONE® 13-1106 Sand Dollar
Estamos hablando de economía

– año 2007 | PANTONE® 19-1557 Chili Pepper
Un toque étnico en el mundo globalizado

– año 2008 | PANTONE® 18-3943 Blue Iris
Un color relacionado con la magia y los sueños

Camino de ninguna parte

El sentido en el que se orientan los seres vivos dentro o alrededor de un espacio físico, y les permite desplazarse de un sitio a otro responde a una metodología ampliamente desarrollada desde los años 60. Esta metodología tiene su fundamento en un campo multidisciplinar y muy amplio conocido como “psicología medioambiental”. Es tan simple como conseguir que el ser humano y su entorno interactúen solucionando la información que debe contener cada espacio.

¿Quién no se ha perdido en un hospital, centro comercial, un parking o simplemente en una calle? Un reciente estudio aporta que en España más de un 75% de la población no entiende o confunde las señales y la información en la vía pública.

Las autoridades públicas y entidades privadas deberían entender que un sistema de señalización no sólo debe responder a criterios racionales como precio o calidad. Todo proyecto debería incluir una certificación de WAYFINDING.

En el siglo XXI  debe ser una obligación facilitar la vida al ciudadano, que su entorno sea amigable y que le informe claramente cómo desplazarse correctamente, cómo llegar a un sitio y cómo salir de él. El ser humano no puede asimilar el mismo tipo de información dependiendo de cada circunstancia, por lo tanto no es válida la misma señalización para todo. Si tienes prisa o tienes tiempo para asimilar la información, si eres peatón o conductor, si presentas alguna minusvalía física, si es una zona de tránsito o comercial. Todo esto debe ser estudiado al detalle para que la relación del individuo con la arquitectura y el urbanismo sea lo más complementaria posible.

Para completar esta información: psicología espacial, wayfinding, adrian frutiger (creador de la tipografía del aeropuerto Charles de Gaulle).


Un hombre convertido en marca

Se acercan las elecciones americanas y la lluvia constante de información a la que nos han sometido durante esta campaña tocará a su fin. Sin duda alguna algo tienen estas elecciones que han seducido a medio mundo, indiferentemente del resultado que se obtenga el 4 de noviembre.

Como profesionales del diseño, lo que no hemos podido dejar pasar por alto es el trabajo tan minucioso, exigente y excelente que se hace con los candidatos. Pero en uno de ellos se ha llegado a un punto más en la evolución de la creación de imagen política, y es el haber convertido a un hombre en una marca.

El trabajo de imagen en torno a la figura de Barak Obama es sin duda alguna único en su especie, sobre todo por la anticipación que se está teniendo en torno a esta figura, que ya es un icono sin haber conseguido nada memorable previamente. Además de sus asesores de imagen y sus asesores de campaña, el candidato demócrata se ha rodeado de participaciones, colaboraciones e implicaciones de artistas, diseñadores y publicistas que han dotado a su campaña de un aire de sofisticación muy por encima al trabajo de los republicanos, con Joe de Plommer como pobre contrapartida.

El cuidado en la fotografía del candidato (que muy bien supo retratar The Times), usar la tipografía Gotham de tipografía oficial de la campaña (tipografía de los diseñadores Hoefler & Frere Jones) y miles de pequeños detalles que le otorgan una base muy sólida y bien hilvanada.

Convertir en icono o incluso casi en una rock star a un mero candidato significa convertirlo en ganador, al menos para la opinión del público, otra cosa muy dist0.inta es que gane, pero un camino muy importante lleva de ventaja.

Muy interesante el artículo escrito en la web de la fundición digital de tipografías Font Shop, con un artículo expresamente dedicado a este tema y profundamente recomendable, leerlo aqui.

De donde vienen las ideas

La actualidad es una carrera vertiginosa por adelantarse a un acontecimiento. Tal es la velocidad en la que circulan las ideas que para aquellos que se encuentran en posiciones creativas en la empresa necesitan encontrar focos y filtros informativos que orienten o despierten sobre este tipo de iniciativas. Un medio impreso característico del siglo XX en el que se han buscado estos focos son las revistas. Un medio rápido, periódico, fácilmente consumible, actual y efímero.

Desde su inicios, revistas como Harper´s Bazaar, Vogue, Scientist, Life, The New Yorker… han marcado las orientaciones en diversos mundos profesionales (desde estilos de vida a análisis de mercado, desde el tratamiento de la actualidad hasta hábitos de compra, …).

Hoy no es para menos, y algunos buenos ejemplos son The New York Magazine (respecto a la actualidad periodística), Colors (respecto a la fotografía y opinión), IDN (respecto a la publicidad y tendencias visuales), Creative Review (respecto al diseño) o Good Magazine (respecto a tendencias de consumo). No es de extrañar que estos nuevos vórtices de la creatividad hayan dado un salto cualitativo al ofrecer en la red un servicio de inmediatez creativa, los blogs. Y es que el mero concepto de información que está construyendo la estructura de los blogs es una tendencia prácticamente instaurada de cómo es hoy día el consumo de la información.

La verdad de la tipografía

tipografia gotham

La fundición digital de Jonathan Hoefler y Tobias Frere-Jones es quizás una de las más interesantes propuestas de diseño tipográfico desde que se fundó en 1989.

Entre sus tipografías más selectas se encuentran algunas obras de arte como Archer, Chronicle, la archiconocida Whitney y la gran Gotham.

El "saber hacer" de estos tipógrafos facilita enormemente el trabajo de cualqueir diseñador, ya sea con fines editoriales o de desarrollo de identidad corporativa, y refuerzan una idea, cada vez más interiorizada por el mercado, que la diferenciación a partir de una tipografía de calidad y con personalidad, es cada vez más importante en todos los sectores de consumo: packaging, branding, señalética, identidad, diseño editorial, infografía…

No es casualidad que estas tipografías se hayan terminado convirtiendo en estandartes y emblemas en publicaciones como en El Economista y Cinco Días (España) The Independent of Sunday (Reino Unido), en el rediseño del nuevo The Times (Reino Unido). Todos ellos han puesto en sus maquetas estas tipografías, y todos estos diarios se reconocen por su diseño y por su trabajo. No sólo es casualidad.