El eterno regalo

El packaging, frente a otras disciplinas del diseño, guarda en su propia naturaleza una ventaja primordial para activar los mecanismos del deseo en el consumidor. Esta gran ventaja se basa en una regla de números: 3 dimensiones, 5 sentidos y 1 objetivo.

La importancia que el packaging tiene en nuestra vida y en cómo afecta a nuestros procesos de toma decisiones a la hora de comprar, puede que llegue a sorprendernos.  Por su fascinante imagen o atractivo envoltorio, debemos decidirnos entre diversos productos de contenido y precio similares y solemos comprar aquel cuyo envasado nos resulta más convincente.

Todos hemos experimentado el anhelo y la exitación que se sienten a la hora de recibir un regalo envuelto con gracia. Esta sensación de alegría e inquietud puede llegar a ser más estimulante que la mera visión del regalo desempaquetado.

El packaging, a fin de cuentas, basa todos sus esfuerzos en despertar en nosotros la grata sensación de la sorpresa.

Las funciones del Packaging

¿Cuál es la verdadera misión del empaque? ¿Qué necesidades contribuye a satisfacer? ¿Proteger el producto o ser un instrumento de venta?

El empaque es un medio por el cual se pretende satisfacer una enorme gama de necesidades centradas en la protección del producto. Esta diversidad de necesidades revela la importancia y lo intrincado del packaging como sistemas integrales en una red compleja de procedimientos.

De esta manera podríamos entender que las funciones principales del empaque son:

– llamar la atención
– reconocer la imagen de marca
– ser informativo
– proteger al producto
– poderse manipular, apilar y transportar

Aún así, todas estas funciones están contempladas desde un punto de vista práctico. Desde un punto de vista de estrategia se pueden contemplar otras funciones y necesidades, así como desde distintos puntos de vista ya sea el de la distribución, el del almacenaje, el de venta por impulso, el de fidelización, el de distinción, …etc.

Aún así, hay una función y una necesidad que no se debe dejar nunca de lado, la necesidad del cliente y de su paciencia. Un packaging, ante todo, debe poderse abrir rápido.

El formato como soporte

El mundo del packaging siempre se encuentra en continuo movimiento, ya que posiblemente es uno de los mundos del diseño que más novedades y nuevos formatos necesita para seguir innovando. En este caso, el diseño no actúa como un mero servicio, sino como un verdadero proceso que trabaja en consonancia y colaboración con la evolución y necesidades de la empresa o el producto.

Un recipiente, cualquiera de ellos, se puede decir que se basa en pocas variables: los costados, la tapa, la base, las lengüetas, las solapas, las ranuras y los cierres. A partir de aquí la imaginación vuela para dar lugar a formatos extraños, materiales espaciales, juegos de identidad y rompecabezas  estructurales.

El diseño del packaging suele requerir más atención que otros campos del diseño, sobre todo a que son generalmente objetos en sí mismo, tridimensionales y técnicamente complejos. No sólo es importante el grafismo aplicado sino también  la construcción, el material empleado, la producción, la durabilidad, la legibilidad, y cómo no, la seguridad.

El objetivo final, obviamente, es el de conseguir un buen diseño, apto para el mercado y que suponga un soporte comunicativo para el producto. Pero, ¿qué es un diseño bueno y qué hace que un diseño sea malo?. Esta eterna incógnita tiene una solución literal obvia, “un diseño acertado debe responder tanto a las necesidades del cliente como a las del consumidor final”. A partir de aquí la imaginación vuela.

Todo es contenido

En ocasiones es importante preguntarse que funcionalidad aporta el diseño, y en concreto, en el mundo del branding hay que tener en cuenta dos cuestiones fundamentales:

– ¿A quién va dirigida una marca?
– ¿Qué rentabilidad tiene la imagen?

Para poder responder a estas dos preguntas Oliverio Toscani, gurú del diseño, la publicidad y la fotografía tuvo uno de tantos momentos de clarividencia para responder a una pregunta parecida en el Congreso ÑH5 sobre diseño editorial:

“No hay que distinguir entre publicidad y noticas. Todo es noticia”

Y qué quiere decir ésto aplicado al proceso de creación de imagen, branding y diseño en general… pues exactamente lo mismo, “todo es noticia”, todo es contenido, todo es susceptible de convertirse en información que aporta valores y conocimiento sobre el producto al consumidor, al cliente o al espectador y por lo tanto contribuye a la creación de un vínculo entre la marca, el producto y el usuario.

La red de redes

Una ventaja del mundo virtual es que continuamente lo vemos traducido para nuestros ojos. Es decir, tras una página web existen líneas y líneas de código informático que nos sería ininteligible, pero gracias a los navegadores ese código se traduce en menús, animaciones, colores e imágenes. Eso es lo que lo convierte en un mundo virtual. Otra ventaja de ese mundo virtual, es que según el lector, puede haber distintas interpretaciones de ese mismo código.

Por ejemplo, la imagen de arriba en realidad es este mismo blog a través de un visualizador de código. Este visualizador interpreta las líneas de código para crear un “árbol” poético. Traduciendo directamente las entradas, posts, tags, categorías, enlaces, etc… en ramas de relaciones y colores. Según crece el blog en comentarios, noticias, páginas, etc… el árbol virtual irá creciendo y mutando su forma como si de un organismo se tratara. Aúnque sólo sea eso, vale la pena verlo, pinche en este enlace para ver su comportamiento.

Si desea probarlo con su propia bitácora, acceda a la web.

Un hombre convertido en marca

Se acercan las elecciones americanas y la lluvia constante de información a la que nos han sometido durante esta campaña tocará a su fin. Sin duda alguna algo tienen estas elecciones que han seducido a medio mundo, indiferentemente del resultado que se obtenga el 4 de noviembre.

Como profesionales del diseño, lo que no hemos podido dejar pasar por alto es el trabajo tan minucioso, exigente y excelente que se hace con los candidatos. Pero en uno de ellos se ha llegado a un punto más en la evolución de la creación de imagen política, y es el haber convertido a un hombre en una marca.

El trabajo de imagen en torno a la figura de Barak Obama es sin duda alguna único en su especie, sobre todo por la anticipación que se está teniendo en torno a esta figura, que ya es un icono sin haber conseguido nada memorable previamente. Además de sus asesores de imagen y sus asesores de campaña, el candidato demócrata se ha rodeado de participaciones, colaboraciones e implicaciones de artistas, diseñadores y publicistas que han dotado a su campaña de un aire de sofisticación muy por encima al trabajo de los republicanos, con Joe de Plommer como pobre contrapartida.

El cuidado en la fotografía del candidato (que muy bien supo retratar The Times), usar la tipografía Gotham de tipografía oficial de la campaña (tipografía de los diseñadores Hoefler & Frere Jones) y miles de pequeños detalles que le otorgan una base muy sólida y bien hilvanada.

Convertir en icono o incluso casi en una rock star a un mero candidato significa convertirlo en ganador, al menos para la opinión del público, otra cosa muy dist0.inta es que gane, pero un camino muy importante lleva de ventaja.

Muy interesante el artículo escrito en la web de la fundición digital de tipografías Font Shop, con un artículo expresamente dedicado a este tema y profundamente recomendable, leerlo aqui.

La creatividad, un arma de doble filo

La creatividad aplicada a aspectos comerciales como son el diseño y la publicidad siempre ha tenido que lidiar con un prejuicio muy negativo: la frivolidad con la que se tacha en ocasiones estas profesiones. Pero si se piensa en la creatividad aplicada en otros circuitos profesionales, pongamos la ciencia, la arquitectura, la ingeniería, la economía… es cuando nos damos cuenta del activo tan importante en el que se convierte la creatividad.

En el sector del diseño y de la publicidad no debe ser distinto, ya que se aplican métodos creativos destinados a piezas fundamentalmente emocionales/sensoriales (los objetos o la publicidad). Sólo hay un parámetro que cambia respecto a otros sectores profesionales: la inmediatez con la que se realizan las conclusiones (una necesidad del mercado).

Esta inmediatez provoca obviamente que en ocasiones se repoduzcan mensajes o contenidos visuales a los que les falta incubar. Cuidar y favorecer el uso de la creatividad, así como buscar los mejores momentos para hacerlo es fundamental para este ejercicio. Y es que no hay mejor alimento para la creatividad que el uso eficiente del tiempo.

Retrato virtual

Con apenas unos días de vida, el ADN Branding ya tiene su rostro en la “blogosfera”. Mediante una aplicación javascript llamada Wordle, se puede hacer que un blog se convierta en una imagen de palabras. Esta imagen, llamada “nube de tags” convierte el contenido del blog, según su relevancia, en un diagrama informativo. Las palabras más destacadas en tamaño equivalen a la importancia dedicada en la bitácora.

Como se puede ver, en ADN Branding, se habla de muchísimos temas, se habla de consumo, se habla de tipografía, se habla de marketing, pero sobre todo se habla de identidad y de branding.

Nuevo website de Allende Branding

Allende Branding actualiza su portfolio de trabajos con una nueva web rediseñada desde cero, pensada para optimizar los distintos navegadores con los que cada usuario se encuentra hoy día y con una programación prevista para solventar cualquier tipo de lectura.

Los proyectos presentados van desde el packaging hasta el retail, pasando por proyectos de identidad corporativa, branding y publicidad.

Acceda a la web a través de este enlace